Mozart contra la depresión

Mi receta para combatir la tristeza y la depresión es siempre la misma: música de Mozart en vena de forma machacona el tiempo que haga falta. En concreto, suelo recetar los primeros tiempos de sus conciertos para piano, excepción hecha del 13, el 15, el 23 y el 25. En este sentido, esta maravillosa caja con el gran Rudolf Serkin al piano es la mejor solución posible. Debería estar en cada casa.

Hoy les dejo por aquí mis dos conciertos para piano favoritos de Mozart. Casualmente, los dos fueron tocados en la ceremonia de coronación del emperador Leopoldo II y al segundo de ellos le quedó el sobrenombre de “concierto de la coronación”, aunque no hubiera sido compuesto para tal evento.

En primer lugar, pueden ver a Maurizio Pollini interpretando bajo las siempre sabias órdenes del Dr. Karl Böhm la parte solista del número 19 (que sigue por aquí):

(Mozart: Concierto para piano nº19, KV. 459, Fa M, Maurizio Pollini, Filarmónica de Viena, Karl Böhm)

***

Y para continuar, una versión absolutamente extraordinaria, acaso la mejor disponible en disco, del número 26:

(Mozart: Concierto para piano nº26, KV.537, Re M. Clifford Curzon, Sinfónica de Londres, István Kertész)

About these ads
Entrada anterior
Deja un comentario

4 comentarios

  1. Ful Izquierdo

     /  25/02/2012

    Sencillamente maravilloso. :)

    Responder
  2. 100% agreed. Los de violín también son buenos chutes de endorfinas.

    Responder
  1. Música anti-depre « Miss Fidget Wonkham-Strong

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 74 seguidores