Entrevista a un imán

Corto y cito:

«Deberíamos cortarle las manos a Ben Alí por todo lo que robó», afirma Skander Boughanmi, un imán que con la revolución tunecina se hizo cargo de la mezquita Taouba de la ciudad de Bizerta. (…) «Esos castigos aparecen en el Corán y por tanto están justificados. Así no robarán más», añade.

Como prueba de la efectividad de esas leyes cita a (sic) las ciudades de Somalia que se encuentran bajo el dominio de grupos yihadistas. «Allí la sharía ha logrado que los crímenes desciendan en un 98 por ciento». Lo dice sin alzar la voz ni realizando aspavientos enfatizantes, con una media sonrisa en los labios. Tan solo se coge una de sus manos y hace el gesto de cortársela con la otra mientras explica su teoría. (…)

«Occidente y América nos atacan porque nos tienen miedo. Por eso nos provocan con vídeos como ese». (…) El ataque a la Embajada «fue una reacción normal. Para comprender el sentimiento de los musulmanes solo hay que ver los que los americanos han hecho en Irak en nombre de la democracia. Por eso espero que este sea el principio de una revolución universal contra Estados Unidos».

El imán Boughanmi (…) no esconde que su fin último es llegar al califato, un sistema de gobierno bajo el paraguas del Islam. «Los salafistas no queremos el poder político, solo buscamos servir a dios (sic)». (…)

¿Y cuándo (sic) pongan Túnez en orden irán a recuperar Al Andalus? «Por supuesto».

About these ads
Deja un comentario

10 comentarios

  1. Josephine

     /  24/09/2012

    La palabras de este Imán son sacrílegas y una ofensa terrible contra toda persona normalmente inteligente, y son una ofensa terrible también contra todo Dios que exista y que sea tenido como Dios por cualquier religión.

    ¿Donde están las asociaciones y colectivos islamistas condenando estas palabras?.
    ¿Porqué esos colectivos de islamistas, con sus Imanes, portavoces y jefes al frente, no salen a la luz pública y se dirigen a los medios de comunicación para condenar esas ultrajantes y ofensivas palabras de este Imán?.

    ¿Tendrán que salir los agnósticos, ateos, cristianos, protestantes, judíos, budistas y demás religiones, como jaurías humanas, a linchar al primer islámico que encuentren, y a quemar y destrozar Mezquitas para expresar su repulsa e indignación por estas palabras tan ofensivas de este Imán?.

    Si piensan que su actuación es la correcta cuando queman Iglesias y embajadas y matan a cristianos, protestantes e incluso agnósticos que paseaban por allí, supongo que pensarán que en este caso los occidentales (europeos, norteamericanos….) también están en su derecho de quemarles las Mezquitas y lincharlos por las calles cuando ellos insulten nuestro Dios, aunque sea un dios con minúscula como pueda ser la “inteligencia” y el “vivir en paz” con el resto de seres humanos. Salvo que esos islámicos, con este Imán a la cabeza, no se consideren seres humanos, aunque su apariencia externa así lo haga parecer.

    Responder
    • Josephine, lo que dice este individuo es un batiburrillo y como tal, requiere de análisis diferentes, en mi opinión. A ver:

      No creo que sea sacrílego, tendrá otras cosas pero sacrílego no es. Debemos de partir de la base de que lo que dice aparece en los versículos del Corán, lo que anula el argumento. Otra cosa es que haya gente que opine que los libros sagrados de una religión son la base del ordenamiento jurídico de una sociedad y que deben de ser aplicados en su literalidad importándole un bledo ya no solamente la diferencia de opiniones, o sea la democracia, sino también los derechos humanos que desde luego contienen más humanidad que la del fanático este.

      Y es que esa es la clave, no importa tanto ser medianamente inteligente, como tú dices, pues el fanatismo anula en buena parte las capacidades intelectuales al basarse en impulsos del corazón que la razón no entiende, que se dice. La clave es el fanatismo religioso. La última parte de tu argumentación, permíteme que te diga, no la comparto en absoluto, pues plantear el salvajismo como respuesta al salvajismo nos llevaría a un lugar vecino al que ellos viven. Las mezquitas, como las iglesias, tienen de malo lo que los hombres quieren que tengan de malo, pues por sí mismas no opinan. Y es un error pensar que toda la gente que va a mezquitas o iglesias en una masa fanática que puede ser objeto de venganza ante tal o cual afrenta.

      La religión debe de ser una vivencia particular con ritos sociales, pero no debe influir para nada ni en el terreno político ni en el judicial. Eso lo tuvieron claro los franceses y yo creo que para bien.

      Un saludo

      Responder
  2. Josephine

     /  25/09/2012

    Gracias Jorge. Comparto tu razonamiento equilibrado y juicioso.

    Aviso : mi primera perorata de más arriba es bastante irónica y estira el razonamiento hasta los extremos (extremismo) para poner claramente de manifiesto el absurdo de esas proclamas y comportamientos de esos islámicos.

    A pesar de todo ello, todo tu sentido común no te librará de que te corten las manos, te lapiden o te corten el cuello cuando esos islámicos radicales instauren por la fuerza su Sharia. Ni te servirá a tí, ni a tu familia, ni servirá de defensa alguna a tu mujer y a tus hijos.

    Algo tengo oido de un principio universal que dice algo así como : “trata a los demás como quieras ser tratado”.

    Si esos señores tratan a los demás con esa desatada violencia, quizás deban de ser tratados de igual forma. Si quieren vivir bajo la Sharia, pues se la aplicamos, y “en cuanto saquen los pies del tiesto, ¡Zas!, se los cortamos”. (¿Se me entiende el sentido figurado?).

    Un saludo.

    Responder
  3. Una cosa es ser juicioso, si es que lo soy, y otra es ser tonto. La sociedad se defenderá de modo radical ante posturas radicales. Lo que ocurre es que lo más radical que podemos hacer es meter a la gente en la cárcel. Y esto vale tanto para imanes que cortan manos como para matones que matan a la mujer porque es suya, los cuales aparecen una vez cada tres días de media y no son radicales musulmanes, por cierto.

    Así que no veo yo más solución que la penal, ante hechos reflejados en el código penal, y la formativa, en valores que permitan que la gente pueda vivir en sociedad tranquilamente y respetando otros planteamientos (parezco el Dr. Bernabé Tierno). Pero si en una cosa tenía razón ese imán o lo que sea, (aislándola necesariamente del contexto), es que no podemos andar bombardeando países con pretextos falsos con el falso objetivo de impartir educación para la ciudadanía. Esas acciones no son tan distintas a lo de cortar manos a ladrones, y desde luego no son menos salvajes, otra cosa es que nos planteemos que todo es una película y que estamos en el lado de los buenos.

    Otro saludo

    Responder
  4. Josephine

     /  25/09/2012

    Hay sociedades que no se defienden de forma radical ante posturas radicales.
    La intervención española en Libia, en su guerra civil interna, con aviones españoles bombardeando a civiles libios inocentes, es una postura radical, y la sociedad española no se opuso a esa intervención de un país extranjero (España) en un asunto que sólo competía a la soberanía nacional libia. Ahora, Libia y los libios están mucho peor que estaban, muchísimo peor. Pero no me cabe duda que a determinados intereses occidentales (USA, Francia…) les interesaba participar en esa guerra y hacer lo que han hecho.

    Aunque quizás no te sirva mucho documentarte al respecto, pues encontrarás un 99 % de información sesgada y mentirosa que no dice la verdad de lo que ocurrió ni de lo que ocurre actualmente.

    Puedes tomarte una vacaciones de unos días y recorrer las calles de Trípoli, aunque con un sólo día te bastaría. Entre otras cosas, el genocidio sobre las personas de raza negra que allí ha ocurrido bajo el consentimiento de los países invasores.

    No, no todas las sociedades ni en todos los casos la sociedad se defiende de forma radical ante posturas radicales.

    El actual rescate de los bancos y cajas quebrados es un robo directo al bolsillo de los españoles. ROBO, con todas las letras y con mayúscula. Y sin embargo la sociedad española no se defiende de forma radical frente a las posturas radicales de los políticos, los sindicalistas y los propios bancos y cajas que lo promueven y lo justifican con mentiras. Lo suyo es dejar quebrar los bancos y cajas que no se pueden sostener por su propio pie. Dinero hay suficiente para garantizar el dinero depositado por todos sus clientes, por lo que no hay motivo para no dejarles quebrar, salvo salvaguardar la reputación y los intereses de dichos políticos y sindicalistas.

    Y sin embargo, la sociedad no hace nada, pues los cuatro perroflautas que se manifiestan en contra no representa a la sociedad, además de estar totalmente equivocados en sus reivindicaciones.

    Escucha este video. No es un robo de un político corrupto que tendrá que rendir cuentas ante la Justicia Penal. Es una postura radical de todos los cargos ejecutivos y legislativos… ladrones, que roban a todos sus ciudadanos. ¿La sociedad se defiende de forma radical?.

    Hay sociedades que no se defienden de forma radical ante posturas radicales.

    Dices que no ves o que no hay más solución que la Penal. Claro!, por supuesto!, por eso el Código Penal dice que España tiene que tomar parte y partido para matar y acabar con una de las partes en una guerra civil de otro país soberano a miles de Kilómetros. ¿Lo dice?.

    Ya, ya, me dirás que estaba aprobado por un organismo que sólo mira los intereses de los países que lo controlan, llamado ONU. Como si lo aprueba la junta de vecinos de mi localidad. Igual.

    Mira, busca en internet la (única) intervención de Gaddaffi en su discurso ante la ONU. El hecho de que se le tome por dictador no quita verdad a unas palabras. La verdad es verdad, la diga Agamenón o su porquero.

    Voy a ver si te lo busco yo. Quizás el leerlo te de otra perspectiva de lo ocurrido en Libia. Parece largo y con mucha paja e incluso inexactitudes, pero también hay “grano”, que a veces parece un grano en el culo de la ONU. También dice verdades como puños. Y si son verdad, que muchas de ellas lo son, la ONU no deja de ser un brazo ejecutor de las políticas internacionales que más les convienen e interesan a los países más poderosos del planeta. Ya no es que sea un organismo sin credibilidad, sino que es un oscuro organismo al servicio de unos pocos.

    Allí todo se compra y se vende, hasta la vida humana, que allí tiene una cotización bastante baja por lo visto en ese caso y en otros muchísimos, demasiados.

    http://libiahabla.org/wp-content/uploads/2011/05/Declaracion-del-Hermano-Lider-ante-la-ONU.pdf

    Yo lo leí hace tiempo de este .pdf que te enlazo arriba. Era el discurso completo. En otros sitios lo transcriben parcialmente, e incluso manipulado. ¿Porqué lo han hecho desaparecer de ese enlace?.

    Aquí tienes otro.

    http://www.cherada.com/articulos/fch93-s317-p25259-discurso-completo-muamar-gadafi-en-asamblea-de-la-onu-en-2009

    Responder
  5. Josephine

     /  25/09/2012

    Esta es la ONU y la OTAN que tenemos actualmente : una máquina de ejecutar crímenes contra la humanidad.

    La OTAN vulnera, la ONU lo permite, nadie pide responsabilidades, ni nadie responde por ello.

    No me digas que la sociedad se defenderá “radicalmente” cuando los islámicos, con su Sharia a la cabeza, dominen la ONU y el mundo entero.

    ———————————————————————————-
    La OTAN ha vulnerado el Derecho Internacional.
    Con el asesinato de Gadafi finaliza una intervención que violó los principios de coexistencia.
    J. DANIEL OLIVA MARTÍNEZ 26/10/2011
    La ejecución de Muamar Gadafi por parte de las tropas del Consejo Nacional de Transición Libio (CNT), tras la intercepción llevada a cabo por unidades de la OTAN de los vehículos en los que intentaba huir de Sirte junto a alguno de sus colaboradores y guardaespaldas, supone un acto especialmente grave desde la perspectiva del Derecho Internacional. Con ello se ha culminado una intervención militar que a lo largo de estos meses ha perdido la legitimidad y la legalidad que la amparaba, ha vulnerado la Carta de las Naciones Unidas y ha atentado directamente contra algunos de los principios básicos de coexistencia sobre los que se asienta la convivencia en la comunidad internacional de nuestro tiempo.
    La Resolución 1973 del Consejo de Seguridad, adoptada el 17 de marzo de 2011, recogía el establecimiento de la zona de prohibición de vuelos o zona de exclusión aérea “en el espacio aéreo de Libia a fin de ayudar a proteger a la población civil”. A su vez, los estados quedaban autorizados para adoptar “todas las medidas necesarias () para proteger a los civiles y las zonas pobladas por civiles que estén bajo amenaza de ataque en Libia (), aunque excluyendo el uso de una fuerza de ocupación extranjera de cualquier clase en cualquier parte del territorio libio”. Con la expresión “todas las medidas necesarias” es indudable que el Consejo de Seguridad estaba autorizando el uso de la fuerza; ahora bien, siempre para imponer la zona de exclusión aérea y proteger a la población civil.
    La Alianza Atlántica cometió no menos de siete violaciones de la Resolución 1973
    Pero la Resolución 1973 no autorizaba en ningún caso a:
    1. Tomar partido en favor de uno de los dos bandos enfrentados en lo que constituía ya para entonces el comienzo de una guerra civil.
    El apoyo aéreo a los asedios a ciudades y otros actos serían crímenes de guerra.
    2. Utilizar la OTAN para provocar la caída de un régimen político o incluso, tal y como se puso de manifiesto en los ataques a las residencias privadas (que costaron la vida de varios de sus familiares) y las declaraciones de varios responsables políticos y militares de la intervención, acabar con la vida del propio Muamar Gadafi y otros máximos dirigentes. Algo que finalmente se produjo, con el apoyo de la OTAN, el 20 de octubre.
    3. Romper el embargo de armas a favor del bando rebelde, cuyas unidades habrían sido armadas con material procedente de algunos de los países implicados en la operación militar que les han suministrado, a su vez, apoyo logístico y de inteligencia.
    4. Que tropas terrestres de los cuerpos especiales británicos, franceses o norteamericanos actuaran en territorio libio allanando el camino para la victoria de las tropas del CNT.
    5. Utilizar una fuerza militar absolutamente desproporcionada que, integrada por portaaviones, acorazados, submarinos atómicos, bombarderos, cohetes y misiles teledirigidos, helicópteros de combate y aviones no tripulados, no sólo atacó al Ejército de Gadafi (lo que sí estaría amparado por la Resolución 1973 con el objeto de proteger a la población civil), sino también infraestructuras e instalaciones de comunicación sin finalidad militar, como la televisión y la radio libias, zonas residenciales y edificios gubernamentales. Tras la intervención, gran parte de la infraestructura social, urbana, estatal y económica del país ha quedado dañada. Todas estas acciones han conllevado desde el inicio de la intervención extranjera tremendos sufrimientos y miles de víctimas entre la población civil, a la que paradójicamente se pretendía proteger sus derechos humanos.
    6. Evitar y torpedear cualquier intento de mediación para una salida pacífica al conflicto, como la que por ejemplo propuso y promovió la Unión Africana.
    7. Vulnerar normas convencionales y consuetudinarias de Derecho Internacional Humanitario. El caso más extremo está relacionado con el apoyo aéreo por parte de la Alianza Atlántica a los asedios de ciudades como Sirte, Beni Walid y Sabha, en las que sus poblaciones se vieron desprovistas de alimentos, agua potable, electricidad y medicinas básicas, lo que sin duda tuvo consecuencias dramáticas, tal como denunció el Comité Internacional de la Cruz Roja. Acciones de este tipo constituirían en definitiva crímenes de guerra, como también lo sería, por supuesto, amparar o servir de cobertura para la ejecución de prisioneros indefensos y desarmados.
    Por todo lo expuesto, los amantes de la paz y los defensores de los derechos humanos debemos sentirnos especialmente decepcionados. Y es que si en el caso de Libia, a diferencia de otras situaciones vividas en el pasado, la comunidad internacional parecía haber respondido a tiempo desde la legalidad internacional, consciente de su responsabilidad de proteger, finalmente la intervención de la Alianza Atlántica ha sobrepasado el mandato del Consejo de Seguridad.
    Todo ello en el marco de un desproporcionado ataque general contra un Estado soberano que, como se ha confirmado finalmente, no ha culminado en el mantenimiento de una zona de exclusión aérea y la protección de la población civil, a la espera de encontrar una solución pacífica a la crisis en Libia, sino en un cambio de Gobierno y en última instancia el asesinato de sus máximos dirigentes.
    Es lamentable que en este caso, pese a lo que en un principio pudo parecer, las grandes potencias y la OTAN hayan vuelto a imponer sus intereses, actuando de manera irresponsable, coadyuvando a fracturar un país, generando mucho sufrimiento y vulnerando en la práctica el Derecho Internacional general, el Derecho Internacional de los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.
    http://www.publico.es/internacional/403358/la-otan-ha-vulnerado-el-derecho-internacional

    Responder
  6. Josephine

     /  25/09/2012

    En vez de favorecer una transición pacífica hacia una verdadera “democracia”, los paises occidentales favorecen la instauración de políticas radicales islamistas en los paises que se han liberado de sus dictadores. Quitar a un dictador para instaurar una dictadura peor que la anterior.

    ¿Esta es la defensa radical de las sociedades frente a las posturas radicales?.

    No olvidamos la complicidad española como ejecutores en estos crímenes contra la humanidad.

    Aquí la opinión de un camerunés.
    —————————————————————————————————-

    Las verdaderas razones de la guerra en Libia.

    Jean-Paul Pougala. Ginebra, 28/03/2011.
    Jean-Paul Pougala es un escritor de origen camerunés, Director del Instituto de Estudios Geoestratégicos y Profesor de sociología en la Universidad Diplomática de Ginebra en Suiza.

    http://www.umoya.org/index.php?option=com_content&view=article&id=6949%3Alas-verdaderas-razones-de-la-guerra-en-libia&catid=1%3Aactualidad&Itemid=34&lang=es

    Responder
  7. Bueno, aliviado respiro ante semejante cantidad de información. Debe de ser la primera vez que me riñen por pensar básicamente lo mismo que mi interlocutor. Pero bueno, intentaré informarme fiablemente para procurar argumentar con cierta fiabilidad, pero sobre todo para que se me entienda, que se ve que me explico mal.

    Responder
  8. Josephine

     /  25/09/2012

    Perdona Jorge, ¡si realmente pensamos casi igual!.

    Yo sé que, con los pies en el suelo, la única? forma que tenemos de poder convivir de forma civilizada es que todos esos extremismos (islámicos y de cualquier tipo) acepten que no pueden imponer sus creencias por la fuerza de las armas ni de la ley.

    No es que no te expreses de modo que se te entienda, que yo te entiendo.

    Es que yo misma soy “extremista” en la forma de escribir (que no en la vida real del día a día, que soy dulce como una golosina).

    No está mal ser “radical” siempre que se quede en el mero ámbito de la propia persona. Que cada cual tenga la religión y las creencias que quiera (como si adora a los extraterrestres! o todos los viernes se da un martillazo en cada uno de sus dedos, o se rapa la cabeza o opta por caminar de espaldas todo el resto de su vida porque piensa que dios así se lo pide o exige), pero han de comprender que han de respetar a los demás (empezando por la esposa,esposo e hijos, que no son propiedad de nadie y sólo se pertenecen a sí mismos), que no piueden ir por la vida exigiendo, bajo amenaza de muerte o mutilación, que los demás aceptemos sus creencias y leyes.

    Y perdona, pero también he aprovechado para pegar una información (la de Libia) bastante desconocida por una inmensa mayoría de la gente.

    Que no todo “es” y “ocurre” tal como nos lo cuentan, como pasa con ese asunto de los bancos, y conocer un poquitín más de algo podría hacer que nuestra opinión sobre ello cambiara completamente (“radicalmente” -¿tan fea es la palabra?-).

    Un saludo agradecido.

    Responder
  1. Ideologías inhumanas y equidistancia « NO A TODO

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 74 seguidores