Belli, 1182, “Papa Sisto”

Una historieta dedicada a mi amiga Carmen.

Sobre nuestro común amigo Sixto V Peretti corría la leyenda de que en una ocasión le comentaron un milagro: un crucifijo de madera sangraba. El bueno de Felice fue a verlo con sus propios ojos, cogió el crucifijo y delante de todo el mundo lo rompió a la mitad con un hacha y descubrió que en su interior había una esponja empapada en sangre animal. Un par de siglos y medio más tarde, Belli le dedicaría este soneto en su intento de escribir lírica en dialecto romanesco:

Fra ttutti quelli c’hanno avuto er posto
De vicarj de Dio, nun z’è mai visto
Un papa rugantino, un papa tosto,
Un papa matto, uguale a Ppapa Sisto.

E nun zolo è da dì che dassi er pisto
A chïunqu’omo che j’annava accosto,
Ma nun la perdonò neppur’a Cristo,
E nemmanco lo roppe d’anniscosto.

Aringrazziam’Iddio c’adesso er guasto
Nun po’ ssuccede ppiù che vienghi un fusto
D’arimette la chiesa in quel’incrasto.

Perché nun ce po’ esse tanto presto
Un antro papa che je piji er gusto
De mettese pe nnome Sisto Sesto.

El ocaso del imperio austrohúngaro

360px-Imperial_Coat_of_Arms_of_the_Empire_of_Austria.svg

Hace hoy cien años, Francisco Fernando de Austria era asesinado en Sarajevo.

Su tío, el octogenario viudo de Sissí, tuvo la suerte de morir sin llevarse el disgusto de ver en qué quedaban convertidos tras la Gran Guerra los territorios unidos de la versión postnapoleónica del Sacro Imperio Romano Germánico y las Tierras de la Corona de san Esteban.

Y yo creo que con esto tiene que sonar el Gott erhalte Franz den Kaiser.

***

Y unos son coronados emperadores por el papa, y otros ciñen la corona de san Esteban, algunas son entronizadas mientras que cantan a grito pelado “Zadok, the priest”, y hay quien es proclamado después de que el soso mayor del reino en nombre de las Cortes Generales diga “se abre la sesión“. ¡”SE ABRE LA SESIÓN”!

En homenaje a Julián Marías

Hoy hace 100 años del nacimiento de Julián Marías. Y esto hay que recordarlo.

El deseo de leer

En aquellos tiempos, incluso los hombres píos creían agradar a Dios si usaban el engaño para inspirar en el pueblo el deseo de leer.

Erasmo de Rótterdam: “Declarationes ad censuras Facultatis theologiae Parisiensis”, cit. en GRAFTON, A.: Falsarios y críticos. Creatividad e impostura en la tradición occidental. Barcelona, Crítica, 2001, p.58.

¿Qué pasa en Ucrania?

El profesor Florentino Portero resume en dos brochazos la situación actual en Ucrania.

La Segunda Guerra Mundial día a día

segunda-guerra-mundial

Por aquí un vídeo de dos minutos con la Segunda Guerra Mundial día a día.

Adaptando la heráldica

Noticia:

La cabeza encadenada de Boabdil desaparece de los escudos de municipios de Andalucía por las quejas de jeques árabes.

Se trata de una imagen heredada del escudo de la familia Fernández de Córdoba, la misma en la que nació Gonzalo Fernández de Córdoba, ‘El Gran Capitán’. Simboliza la captura del rey Boabdil por Diego Fernández de Córdoba tras la batalla de Lucena, en 1483.

Algunos municipios han decido retirar el símbolo y ‘liberar’ a Boabdil de la cadena, alegando que se trata de “elementos xenófobos y racistas que representan una confrontación que ya pertenece a épocas pasadas”, tal y como argumentó el ayuntamiento de Canillas del Aceituno (Málaga). La retirada incluso ha provocado las protestas de actuales descendientes de los Fernández de Córdoba.

Según ha sabido El Confidencial Digital, en la decisión también ha tenido su peso las presiones de diversos jeques árabes que, tras conocer la historia, solicitaron la eliminación de la cadena en los escudos.

4 de julio de 1826

Repito un post de hace unos años. La ocasión lo merece.

Otro cuatro de julio, cincuenta años después de aquél que se hizo famoso, morían John Adams y Thomas Jefferson, segundo y tercer presidentes de los Estados Unidos, en sus casas de Quincy (Massachusetts) y Monticello (Virginia). Respectivamente y respectivamente. Defensores de posiciones políticas divergentes, habían sido amigos, habían roto su amistad y, cuando ambos se habían retirado de la vida política, habían retomado epistolarmente su relación. Las últimas palabras que pronunció Adams antes de cerrar para siempre sus ojos fueron:

Thomas Jefferson está vivo.

Como en tantas otras ocasiones, se equivocaba el viejo Adams; Jefferson había muerto pocas horas antes.

***

El texto del epitafio es del propio Jefferson, llamando la atención sobre aquellos logros de su vida de los que más orgulloso se sentía. Sobre la Declaración de Independencia sigo recomendando esto. Sobre Jefferson, esta biografíaThe Thomas Jefferson Hour sigue siendo genial. Y además de ahí, hablé de Jefferson  aquíaquíaquíaquíaquíaquíaquíaquí y probablemente en más ocasiones que no recuerdo.

Ah, sobre John Adams hay una miniserie de la HBO producida por Tom Hanks que, a pesar de que de vez en cuando se les nota el pelo de la dehesa y se les escapa una progrez que tiembla el misterio, está bastante potable. Recomiendo fumarse la primera media hora del primer capítulo, que es un tostón.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 74 seguidores