Recordando a Richard Strauss

Mañana tendríamos que recordar que allá por 1949 nos dejaba mi adorado Richard Strauss. Yo me adelanto a la fecha y hago que suene hoy en su memoria esta maravilla.

(R. Strauss: Metamorphosen, Philharmonia Orchestra, Don Otto Klemperer)

Amazon mejora nuestra vida

Hace muy pocos años era imposible comprar en una ciudad de provincias ciertas publicaciones. Y en las grandes ciudades, tampoco, para qué engañarnos. Las librerías ni siquiera conseguían ciertas obras por encargo. En las primeras librerías virtuales especializadas, los libros de importación incluían un impuesto revolucionario tan insultante que merecía la pena contactar directamente con la editorial, comprar en otra divisa y pagar una pasta en gastos de envío. En pleno siglo XXI yo he tenido que hacer turismo bibliográfico. En pleno siglo XXI mis amigos me han traído libros de otros países.

Ahora, en un par de días nos traen a casa textos recién publicados en Alemania, EEUU, Australia o Japón. Todo lo que se edita en el planeta a un clic.

Quien dice Amazon, dice The book depository, que muchas veces es, incluso, más barato.

Y conste que me encanta visitar una buena librería y comprar en ella, pero quienes se empeñan en vender miriñaques quizá deberían empezar a observar qué demanda su clientela y no empecinarse en pasear su presunto drama lloriqueando por las calles como la buena de Juana I tras el cadáver de su marido. Y como los libreros, los demás.

***

Una noticia y dos artículos no recomendados:

–“Francia adopta medidas contra Amazon por competencia desleal“.

–“En los dominios de Jeff Bezos: toda la verdad sobre Amazon“.

–“Amazon es una amenaza para la sociedad democrática“.

Sancionan a Google por ser gratis

Un juzgado de lo mercantil francés ha condenado a Google a pagar más de medio millón de euros por abuso de posición dominante en el sector de los mapas al no cobrar por el uso de Google Maps. Así respondió el juez a una demanda presentada por una compañía que vende mapas. Esta empresa, Bottin Cartographes, recibirá la suma de 500.000 euros como compensación por daños y perjuicios, y además Google habrá de pagar una multa de otros 15.000.

Pánico electromagnético

Un par de cosas recientes:

-“¿El origen del pánico electromagnético?: sigan el dinero“.

-“El negocio del miedo electromagnético“.

(vía Manuel Fernández Ordóñez, Anghara, Barcepundit).

La biblioteca de Germánico

Germánico, uno de los autores del magnífico e imprescindible blog Desde el exilio, está poniendo a la venta parte de su biblioteca.

-Aquí una serie de títulos sobre Grecia y Roma.

-Y aquí otro montón de obras de Economía.

Echen un vistazo, que hay títulos muy interesantes y, además, estarán ayudando a alguien.

"Tiene más empleados que años"

Una noticia de hace unos días. Javier Mouriño, un chico de 22 años de un pueblacho de la Galicia profunda (con todo el cariño a sus vecinos y un abrazo a algunos parientes lejanos míos que viven por allí), ha montado una empresa para llevar internet a las zonas rurales de nuestra región.

Ahora mismo el chaval tiene 22 años, dirige una empresa con 23 trabajadores y ofrece servicios de banda ancha mediante redes inalámbricas a 7.500 usuarios de 70 ayuntamientos. Empezó con 4.000 euros y 20 clientes y al año siguiente ya servía internet a 1.500 personas. Su último reto es presentarse a un concurso público para tratar de llevar internet a 40.000 casas y 300.000 personas.

Con un par.

El honor de la SGAE

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a un bloguero por (agárrense) vulnerar el derecho al honor de la SGAE por unos comentarios que alguien publicó en su blog.

Tres años

homer_tartaY como quien no quiere la cosa, ya van tres años enredando por aquí y casi 1.500 entradas escritas. Que no son pocas. Y si bien es cierto que cada vez tengo menos tiempo para mantener esto como me gustaría, para escribir textos más cuidados y desarrollados, para responder a todos los comentarios y para opinar en los blogs amigos, por ahora tengo pensado no dejar de darle a la tecla. Que si el papel lo aguanta todo, la red ni les cuento.

Y, como diría Lina Morgan, “solamente puedo decir: «gracias por venir»“.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 83 seguidores