Ich bin der Welt abhanden gekommen

Hace unos años, un amigo (un abrazo) dejó de leer periódicos. (Aprovecho para recomendar su extraordinario blog, que es de la media docena que todavía leo). Sus razones fueron mucho más serias que las mías pero, afortunadamente, acabó bien. A mí me resultaba extraño pensar en olvidar qué [nos cuentan de lo que] pasa en el mundo en que vivimos. Pero ahora mismo he dejado de sentir la necesidad de estar informado, más allá de mi microcosmos; de mis amigos, las cuestiones que me interesan por trabajo o ciertos temas que, sin embargo, se entienden mejor desde el pasado que desde las gotas informativas del presente. Y me he propuesto emplear el tiempo que dedicaba a leer prensa a volver sobre libros o autores que me encantan y que están bien escritos, no como la basura cotidiana de los periódicos.

He empezado por Shakespeare, que es uno de mis favoritos desde que estaba en el instituto allá por los años 90. (Fíjense si estoy desconocido que les estoy dando un dato personal). Por aquí tienen Macbeth en pdf, que siempre apetece.

She should have died hereafter;
There would have been a time for such a word.
Tomorrow, and tomorrow, and tomorrow,
Creeps in this petty pace from day to day,
To the last syllable of recorded time;
And all our yesterdays have lighted fools
The way to dusty death. Out, out, brief candle!
Life’s but a walking shadow, a poor player
That struts and frets his hour upon the stage
And then is heard no more. It is a tale
Told by an idiot, full of sound and fury
Signifying nothing.

Y aquí los sonetos, que son más para leer despacito en un rato perdido con un té y algo de Dowland de fondo. Mi preferido:

A woman’s face with Nature’s own hand painted
Hast thou, the master-mistress of my passion;
A woman’s gentle heart, but not acquainted
With shifting change, as is false women’s fashion;

An eye more bright than theirs, less false in rolling,
Gilding the object whereupon it gazeth;
A man in hue, all hues in his controlling,
Much steals men’s eyes and women’s souls amazeth.

And for a woman wert thou first created;
Till Nature, as she wrought thee, fell a-doting,
And by addition me of thee defeated,

By adding one thing to my purpose nothing.
But since she prick’d thee out for women’s pleasure,
Mine be thy love and thy love’s use their treasure.

Es verdad que no sería yo mismo si no subrayase que gracias a la tecnología tenemos acceso (casi) gratuito a cantidades ingentes de literatura maravillosa. Dicho queda.

Añado para quienes no lo conozcan, que el título de este post es un poema de Rückert al que Mahler puso música. Aquí con Kathleen Ferrier y Bruno Walter.

Ich bin der Welt abhanden gekommen,
Mit der ich sonst viele Zeit verdorben,
Sie hat so lange nichts von mir vernommen,
Sie mag wohl glauben, ich sei gestorben!

Es ist mir auch gar nichts daran gelegen,
Ob sie mich für gestorben hält,
Ich kann auch gar nichts sagen dagegen,
Denn wirklich bin ich gestorben der Welt.

Ich bin gestorben dem Weltgetümmel,
Und ruh’ in einem stillen Gebiet!
Ich leb’ allein in meinem Himmel,
In meinem Lieben, in meinem Lied!

Y a ver cuánto dura esto, pero me he puesto como objetivo acabar mayo sin abrir un periódico. No creo que sea muy difícil;  llevo meses sin escuchar la radio y no lo echo en falta.

Para cualquier cosa, ya saben cómo localizarme.

Seis años por aquí

Pues parece que fue ayer, pero ya van seis años enredando en este blog. Es verdad que cada vez escribo menos, pero por ahora no tengo pensado cerrar el chiringuito. Muchas gracias a todos por estar del otro lado de la pantalla y no olviden que también me pueden localizar en Facebook, en Twitter y en el email noatodo.org@gmail.com.

¡Que ya van cinco añazos!

Pues últimamente ando tan liado que me olvidé de celebrar mi quinto cumpleblog el día 12. Queridos amigos, gracias por seguirme acompañando. En la medida de mis posibilidades, pero prometo seguir enredando algún tiempo más.

Cuatro años enredando por aquí

Es verdad que ahora mismo no tengo el blog tan atendido como tiempo atrás y que no escribo tanto. Y también lo es que en muchos casos me limito a difundir noticias. Pero creo que mejor eso que cerrar el chiringuito. Así que, mientras consiga seguir encontrando huecos libres, seguiré colgando cosas por semana y música clásica todos los domingos. Aunque sólo sea porque gracias al blog he conocido a gente estupenda.

Plátanos para Belén

Cada vez mis sueños son más surrealistas. Me desperté muerto de la risa porque soñé que Belén Esteban se casaba y al salir de la iglesia, en lugar de tirarle arroz, le tiraban plátanos. Ella empezaba a chillar como una histérica y, mientras, Lola Flores gritaba “si me queréis, pararse”. La Pantoja y Julián Muñoz salían corriendo, y un maletín negro que agarraban los dos se abría y de él salía volando un montón de dinero. Todo ello ocurría bajo la atenta mirada de Jorge Moragas, con corbata roja.

De viaje

Queridos amigos:

Me voy a rascar la barriga durante un ciento de horas, pero dejo unas cuantas cosas programadas. Por aquello de no pasar un día sin atizar un rato.

–Viernes 11: “Huerta de Soto: Libertad y capitalismo”.

–Sábado 12: “Jaroussky: La dolce fiamma (J.C. Bach)”.

–Domingo 13: “Brahms: Un réquiem alemán”.

–Lunes 14: “El paro en España y otros lugares”.

¡Nos vemos!

Vida, libertad y búsqueda de la felicidad

usa-declaration-independence-declaracion-independencia-4-julio-july-1776

Una de las frases más célebres de la Declaración de Independencia de los Estados Unidos (aquí hablé de un libro interesante al respecto) es:

We hold these truths to be self-evident, that all men are created equal, that they are endowed by their Creator with certain unalienable Rights, that among these are Life, Liberty and the pursuit of Happiness.

Cito esto sin profundizar en su sentido y enlazo una entrada mejorable de la Wikipedia porque me gusta y siempre es importante tener presente a Jefferson, de quien hablé aquí, aquí, aquí, aquí, aquí, aquí o aquí.

En todo caso, hoy voy a otro tema muy distinto.

Me acabo de enterar de que una amiga de mi familia tiene un cáncer espeluznante y le queda muy poco tiempo de vida. El tema no va a abrir ningún telediario, porque ella no es Steve Jobs. Ha tenido una vida normal, o mejor dicho, una vida complicada y muchas veces puñetera. De pequeño pasé muchas horas en su casa y recuerdo que siempre me invitaba a galletas Príncipe de Beukelaer. La vi hace tres semanas y quizá haya sido la última vez.

Son estas situaciones extremas las que nos devuelven a la realidad y nos la hacen redimensionar, situando las idioteces en las que nos enredamos frecuentemente en el lugar que les corresponde.

Así que ya lo saben: traten de tener la mejor vida posible y disfruten de ella, esfuércense en ser libres, y no dejen de intentar ser felices cada día. Porque no sabemos cuántos nos quedan por delante.

De viaje

Queridos todos:

Me voy unos días de viaje y procuraré no estar del todo desconectado, pero nunca se sabe. Y como uno tiene unas obligaciones contraídas con sus lectores, dejo por si acaso la música clásica del domingo programada.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 82 seguidores